Como Dibujar Caras y Cuerpos humanas

Si ya lo habéis probado, dibujar caras y cuerpos humanos es una tarea muy compleja. Necesitas tener una técnica y unos recursos adecuados. Cuando empezamos, los resultados que obtenemos se asemejan a la persona, pero no siempre se reconoce quien es. Como muchas otras cosas en la vida, la práctica hace al maestro, por lo que debemos insistir e ir practicando continuamente.

dibujo de cara de hombre con lapices pinceles y acuarelas
La dificultad de dibujar rostros humanos

Existen otras páginas web que te explican paso a paso como dibujar un rostro (por ejemplo aquí o aquí), pero lo que pretendemos en esta página es explicarte las técnicas y recursos para poder llegar a incluir tus dibujos en tus obras. Aprender a dibujar rostros humanos es básico para todo aquel que quiere pintar retratos o cualquier otra obra donde aparezcan personas.

Por otro lado, también tenemos entradas para dibujar animales, o dibujar objetos y dibujar por ordenador.

Aunque parezca una obviedad, es importante que empieces dibujando a lápiz sobre papel, posteriormente ya podrás pasar a otras técnicas más delicadas. El lápiz permite correcciones rápidas borrando trazos ya dibujados y re-dibujarlos. Esto te permite ir viendo como cambiando una linea mejora tus dibujos.

Materiales

Es hora de empezar a practicar. Prepara los materiales necesarios:

Lápiz

Nuestra principal herramienta. Sin él nada es posible, pero ya sabes que hay múltiples tipos de lápiz negro, clasificados por la dureza de su alma de grafito (H) y su punta (F) y su nivel de sombra (B). Usa lápices blandos (B) para trazos gruesos y lápices duros (H) para trazos finos. El más normal, el que todos hemos usado en la escuela, es el que está en medio, el HB, que sirve para escribir y poco más. Prueba con varios y aprende de ver las diferencias y matices entre ellos.

Goma de Borrar o Borrador


Como hemos comentado, en el proceso de aprendizaje, van apareciendo errores que podemos corregir. Usando un borrador o goma de borrar puedes eliminar esa raya que no ha quedado tan bien como esperabas. Pídelas adecuadas para borrar lápices (blandas, conocidas como gomas de pan) y las que tienen forma de pastilla son ideales. Aparte de permitir un buen agarre, permite ir desgastandolas o cortandolas para adaptarse a ese pequeño error que queremos reparar. Cuando necesites material más profesional, puedes obtener gomas tipo plastilina que son plenamente modelables, aunque la suciedad queda incrustada y no con los típicos rollos que saltan. Cuando la superficie está sucia, se estruja hacia adentro hasta que ya no se puede reutilizar y debe remplazarse.

Papel

Tenemos que usar papel adecuado a nuestro propósito. Para practicar, sirve cualquier tipo de papel, pero cuando queramos realizar una obra, debemos usar papel adecuado. Si vamos a dibujar con lápiz y ya está, un papel sencillo será correcto, pero si posteriormente vamos a darle una pasada de color, ya sea con lápices de colores, acuarelas o temperas, el papel debería ser más grueso y menos absorbente. Escoge el papel adecuado para cada ocasión. Los blocs de papel que venden para dibujar son ideales.






Técnica de Dibujo de Caras a Lápiz

Para aprender a dibujar un rostro, o cualquier otra cosa, debemos tenerlo como objetivo y crear un proceso que nos permita ir mejorando, por lo que fijarnos rutinas nos puede ayudar. Dedica un rato cada día a dibujar, toma 5-10 minutos para ir practicando. Se trata que adquieras soltura con tus trazadas.

Aprende a trabajar las proporciones. Cuando empezamos a dibujar un rostro, las primeras veces nos quedan los ojos demasiado grandes, o pequeños, demasiado juntos o separados. Aquí entran la técnica de ir repitiendo el mismo ejercicio al lado del anterior para que ir corrigiendo estos fallos. Realiza dibujos pequeños que te permitan tener varios en una hoja de papel.

Procura tomar más de un modelo. Con las fotos que tenemos todos en el teléfono móvil seguro que ya tenemos lo que necesitamos, sino, los buscadores de Internet funcionan la mar de bien. Cuando hayas aprendido a copiar, mira una foto durante un rato y memoriza las formas y los detalles, luego dibújalos sin mirar. Aprende a memorizar las formas y posteriormente los detalles. Cuando ya puedas dibujar las formas sin apenas mirar, cada iteración será una mejora de los detalles.

También puedes/debes ejercitar tu imaginación. Intenta imaginar rostros y créalos con tu mente. No tienen por que ser caras humanas, también pueden ser caricaturas o extraterrestres, … Tienes que ejercitar con múltiples variantes cada uno de las partes.






El famoso arquitecto Antoni Gaudí (Sagrada Família – Barcelona) ya diseñaba edificios enteros sin líneas rectas. Los rostros humanos tampoco tienen lineas rectas, por lo que practica los trazos a mano alzada sin usar elementos externos de guía.

Cuando ya lo tengas y pases al color, piénsalo bien antes de empezar. Los colores van agrupados por saturación, usa combinaciones de colores claros, colores pastel u oscuros, pero no deberías mezclar suaves con oscuros.

Como dibujar una Cara

¿Te has preguntado alguna vez como dibujar una cara? Te recomiendo que empieces dibujando partes de la cara, como labios, ojos o nariz. Cuando domines cada una de las partes, podrás hacer las composiciones completas. Hoy en día lo tenemos fácil, nos hacemos una “selfie”, ampliamos la parte de nuestra cara que queramos dibujar y vamos practicando. Prueba a hacer la foto desde distintos ángulos para tener varias perspectivas de tu cara. También puedes usar imágenes de webs o periódicos.

pintando en block con acuarela

Planifica tus dibujos en una hoja para poder hacer varias versiones del mismo uno al lado del otro. Esto te permitirá ver la evolución que vas teniendo. Cuando termines una versión, dedícale unos segundos a analizar los resultados, a entender que debes cambiar y aplícalo en la siguiente. Insiste e insiste y lo lograrás.


Cuando ya tengas tus rostros dibujados, prueba a darles color con lápices de colores o acuarelas. Aquí puedes empezar a jugar con las tonalidades y las sombras que se generan en todo rostro humano.


Cuando lo tengas dominado, puedes probar el carboncillo que ya no permite tantos errores. Cada vez, serás capaz de generar mejores facciones con menos trazos y aquí empezará tu futuro paso a pintar retratos y personas.






Dibujar Cuerpos Humanos

Si vamos a dibujar más que la cara, el cuerpo humano deberíamos usar la misma técnica explicada más arriba para el rostro: practicar y repetir.

Un cuerpo humano es complejo de dibujar. Todos los niños lo intentan y vamos viendo como evolucionan, pero no se perfecciona si no se aplica un método. Busca un modelo que puedas dibujar, idealmente que esté proporcionado. Si no tienes ninguno a mano, busca fotos de anatomía o nadadores/as. Ve dibujando las formas y los músculos buscando que se adapten y mantengan la proporcionalidad. De nuevo, empieza practicando con partes del cuerpo para terminar haciendo cuerpos enteros.

Recuerda primero centrarte en dibujar las formas generales y posteriormente ve a por los detalles. Es como si miraras la imagen de lejos, solo captas las formas generales, y a medida que se aproxima, vas ampliando la captación de detalles. Cuando domines las formas y proporciones, ya habrás aprendido a dibujar rostros y cuerpos humanos. Pulir los detalles es lo que consiguen los que persisten.

En resumen, dibujar una caras o un cuerpos humanos es difícil pero factibles, solo debes practicar. Como lo llevas? Déjanos tus comentarios.










Seguro que también te interesa: