Cómo Pintar con Rodillo

rodillos pintura de colores
Escoge tu nuevo color favorito

Una manera limpia y rápido de hacer el trabajo, por lo que nos es muy cómodo a todos los que necesitamos realizar cambios a nuestro hogar o donde sea.

Pintar a Rodillo

Los rodillos de pintura son una manera rápida de pintar una superficie lisa y se obtiene unos resultados bastante profesionales sin saber mucho de ellos. A diferencia de la brocha, en cada pasada se aplica pintura sobre más superficie, por lo que, con menos pasadas, conseguimos pintar más tramo de pared.

Cuando usamos un pincel o brocha, los cargamos de pintura y pintamos, estamos abarcando una superficie menor que cuando hacemos lo mismo con un rodillo. Incluso existen rodillos recargables que nos permiten almacenar pintura para hacer una gran superficie de sin tener que pasar el rodillo por la cubeta.

Como Pintar con Rodillo una pared

“Cada maestrillo tiene su librillo”. Con este dicho popular vengo a decir que no hay una única manera y que cada uno tiene la suya, pero si que hay algunos consejos y buenas prácticas que puedes poner en marcha cuando quieres pintar una pared con rodillo.

Lo primero, limpiar bien la pared de suciedad o moho (si lo hay) con un trapo húmedo y esperar a que seque. Con cinta de pintor delimitamos la zona a pintar y protegemos los puntos que no queremos que se pinten, como marcos de puertas y ventanas, enchufes e interruptores, y agujeros que queramos aprovechar.

Si vamos a pintar una pared, los elementos básicos son:

  1. Pintura
  2. Rodillo
  3. Brocha redonda o pincel
  4. Alargador para el Rodillo
  5. Cubeta con rejilla

Antes de empezar con el rodillo, con la brocha pintamos las esquinas y uniones de todas las paredes y las zonas alrededor de las zonas delimitadas con la cinta de pintor o carrocero. Si solo pintamos una pared, pinta con la brocha unos 10 cm para evitar que, por accidente, el rodillo llegue donde no queremos y pintemos, por ejemplo el techo, cuando no era nuestra intención.

Para cargar el rodillo no debemos sumergirlo completamente en la pintura. Esto hará que chorree gotas cuando lo saquemos y nos dejará todo perdido. Simplemente tenemos que sumergir dos o tres centímetros y hacerlo girar hasta que esté completamente colmado. Para esto son ideales las cubetas planas que se venden con muchos rodillos.

Pintar con Rodillo sin dejar Marcas

Si usamos el alargador, damos pasadas verticales que cubran toda la altura de la pared en una anchura de entre 80-100 cm. Repartimos bien toda la pintura para que quede igualado y volvemos a cargar de pintura. Con esto conseguiremos pintar sin dejar marcas. Si estamos pintando del mismo color que ya había, podemos hacer las pasadas más anchas, mientras que si cambiamos de color, deberíamos hacerlas más estrechas.

Cuando NO usamos alargador, podemos aplicar la técnica W que consiste en, con el rodillo cargado de pintura, dibujar una gran W en la pared de aproximadamente 1 metro de ancho por 1 metro de alto. Con esto, distribuimos la carga inicial de pintura en esta zona, y ahora, con pasadas horizontales, repartimos la pintura hasta completar el cuadrado que cubra la W. Finalizamos con pasadas verticales para igual y homogeneizar la superficie. Al igual que en el caso anterior, en función de si cambiamos de color o no, haremos la W más ancha o menos.


Productos Destacados
  1. Un kit básico inicial que te sirve para cualquier uso que le quieras dar. Rodillo ancho, estrecho y recambios, así com un pincel y cinta de pintor. Todo lo que necesita!
  2. Si vas a pintar varias una habitación grande o varias, necesitas varios rodillos. Más vale ser precavido que quedarte a medias mientras pintas
  3. Con este alargador vas a llegar a todos los rincones de la habitación y el trabajo te va a cundir mucho más. No lo dudes.

Puedes encontrar estos productos y todo el material que necesites para pintar madera y cualquier otra cosa en nuestra tienda online, por lo que puedes darte una vuelta por ella:


Tipos de Rodillos para pintar

Debemos escoger el tipo de rodillo más adecuado para nuestro trabajo. Ya hemos comentado que los rodillos para pintura son apropiados para pintar superficies planas, mientras que las brochas y pinceles nos permiten pintar mejor el resto.

Si elegimos correctamente el rodillo, podremos realizar el trabajo de una manera más rápida y cómoda para nosotros. Os recomendamos que os paséis por nuestra tienda donde tenemos una sección especial dedicada a los rodillos y veáis las distintas opciones disponibles:

Hay Rodillos de varios tipos:

Tipos de Rodillos

  • De un solo uso – en los que el mango y el rodillo son una única pieza. Este tipo de rodillos se consideran de un solo uso y tienen un precio bastante económico. No son muy recomendables ya que su estructura es débil y puede no aguantar el uso que le demos, y es habitual que no giren bien a las pocas pasadas que demos.
  • Multiuso – Más pensados para un trabajo continuo en más de una sesión, ya que los rodillos son intercambiables, y acostumbran a venir en paquetes con varios recambios o refacciones.
  • Anchos y Estrechos – Aunque hay más opciones, básicamente se encuentran dos anchuras de rodillo que nos permite abarcar más o menos en cada pasada, en función del ancho de la superficie. El ancho, y quizás más estándar es de 22 cm (9″) de longitud de rodillo y el estrecho es de 10 cm (4″)
  • Recargables – El interior del rodillo puede almacenar pintura y por tanto, no necesitamos pasar por la cubeta a rellenarlo. Son recomendables cuando la zona a pintar es complicada y el acceso a la cubeta complicado. También se usa bastante para decoración ya que permite ir viendo la evolución del color antes de que se seque.
  • De espuma – Los usuales para pintar paredes son de fibras sintéticas que absorben la pintura y aplican bastante pintura en cada pasada. Cuando queremos controlar mejor el grosor de la pintura que estamos aplicando, podemos usar rodillos de espuma, que no se deforman tanto y tenemos un mejor control de la cobertura de cada pasada, al apretar más o menos contra la pared.
  • Relieve – Son los que usamos para marcar un dibujo o cenefa en la superficie a pintar, por lo que son especialmente usados en Decoración. Los rodillo de efectos son de goma y su superficie tiene un dibujo que vamos marcando y repitiendo el patrón en cada vuelta del rodillo. Puedes ver nuestra entrada sobre este punto aquí.
  • Otros – Hay más tipos y cada fabricante puede sacar nuevos rodillos continuamente. Algunos utilizan el aire comprimido para expulsar la pintura de forma controlada y que cada pasada cunda más.

Aquí te dejamos un ejemplo de cada tipo para que puedas ver y comprar el que mejor se adapte a tus necesidades.


Como Pintar con Rodillo el Techo

Para pintar un techo procedemos de la misma forma que hemos explicado para una pared.

Primero con la brocha pintamos los limites con una anchura de unos 10 cm para que, al desplazar el rodillo, podamos frenarlo antes de llegar al límite y que pintemos alguna zona que no queramos.

Aquí todavía es más importante que evitemos sumergir el rodillo en la pintura para evitar las gotas que inevitablemente nos caerán encima o por todo el suelo, por lo que seguiremos el proceso indicado de solo sumergir las fibras de rodillo y hacerlo girar encima de la cubeta para que se cargue todo el rodillo. La mayoría de rodillos se dicen anti-goteo, aunque es cuestionable.

Haremos trazos anchos que cubran el máximo de amplitud que podamos en las pasadas iniciales para repartir la pintura en una zona e iremos insistiendo para repartir esta pintura por una zona amplia.

Si tenemos que pintar Techo y Paredes, igualmente tenemos que marcar las esquinas con una brocha y evitar que nos golpee el rodillo. Primero pintaremos el techo y posteriormente las paredes siguiendo lo explicado.

¿Pintar con Rodillo o Pistola?

Cuando se trata de paredes en las que queramos ser rápidos o obtener una alta calidad en su acabado, siempre sale la duda si pintar con Rodillo o Pistola de pintar. Las dos opciones son válidas y nos permiten obtener buenos resultados, pero los matices hacen la diferencia.

Aquí os dejo una comparativa que he preparado para vosotros con las principales ventajas e inconvenientes, siempre respecto a la otra opción, ya que como digo, las dos son válidas.

  • Pintar con Rodillo
    • Ventajas : Acabado homogéneo. Más Económico y eficaz.
    • Inconvenientes: Proceso de carga de pintura y distribución de ésta en la pared.
  • Pistola
    • Ventajas: Mayor rapidez en el pintado y más aprovechamiento de la pintura. Capa más Uniforme y continua (lisa).
    • Inconvenientes: Impreciso y disperso. El abanico de pintura es más difícil de controlar.

También puedes ver nuestro post de cómo pintar con Pistola de Pintura aquí para que te acabes de decidir.



El Rincón del Pintor Estresado

Gracias!. Ya has terminado de leer el post. Antes de ponerte a ello, ten un momento para ti.

Aquí te mostramos alguna de las maravillas que nos ofrecen las redes sociales sobre el mundo de la pintura y el dibujo.

A veces, no es necesario ni el rodillo ni el pincel para generar una obra de arte:

Seguro que también te interesa: