Como Pintar un Cuadro

Pintar un cuadro es una práctica abierta a todo el mundo, desde el que no ha tocado nunca ni un pincel, al artista consagrado o al profesional que vive de ello. Es un proceso creativo, divertido y que nos mantiene la mente concentrada en aquello que hacemos. Seguro que has oído hablar de las distintas técnicas que existen para pintar cuadros: óleo, acuarela, acrílica, lapices de colores, … cada una de ellas está abierta a que experimentes, aunque siguiendo los pasos adecuados, te será todo más fácil.

como pintar un cuadro
Photo by Werlley Meira from Pexels

En este post vamos a tratar de aportar las nociones e ideas para que puedes pintar un cuadro con la técnica que desees o probarlas todas. No vale la pena que nos encasillemos en un estilo sin antes conocer las posibilidades que hay. Es posible que la que menos te atraiga al principio, acabe siendo tu técnica de referencia.

Aprende a pintar un cuadro

Aprender a pintar un cuadro es algo que todos los que lo hemos probado hemos tenido que hacer. Más abajo te explicamos un proceso, aunque cada uno tenemos que pasar por nuestro propio proceso. Si estás empezando, tomatelo con calma, y practica. Estamos demasiado ligados al racionamiento y nuestra mente ve una cosa que nos cuesta plasmar en el lienzo o papel, y solo cuando tenemos práctica, no solo con el manejo de los pinceles y colores, sino también con abrir la mente a la creatividad, iremos progresando y ganando la confianza necesaria.

Como empezar a pintar

Es posible que tengas la idea de pintar desde hace mucho tiempo y quieras plasmarlo. Incluso es posible que, o por casualidad o causalidad, ya tengas pensado que técnica quieres poner en práctica. Eso es lo todo lo que necesitas para empezar a pintar un cuadro fácilmente. Sin la motivación que todo artista necesita es más difícil poder llegar a un destino con éxito.

Con la motivación ya solo te falta saber los materiales para pintar un cuadro que necesitas y que te pongas a ello. Pintar es fácil con la idea y los materiales adecuados.

pintar un cuadro narajas con acuarela

Si solo sabes que quieres pintar un cuadro, pero todavía no tienes clara la técnica, te aconsejamos empieces con la acuarela, es sencilla de manejar, barata y fácil de encontrar. Así verás de que eres capaz y podrás pasar a retos más complejos. Adquiere un juego de pinturas sencillo, con unos pinceles a juego, y papel para acuarela. En realidad, cualquier papel es suficiente, aunque uno específico absorbe mejor la pintura y no se esparce tanto, lo que es bueno para la gente que empieza.

Preparación para pintar un cuadro

Aparte de la lógica, el orden y pasos los marcas tu. También es cierto que si somos ordenados y pensamos las cosas antes, acostumbramos a evitar accidentes en forma de manchas en zonas delicadas y errores difíciles de corregir.

Aquí te listamos los pasos más elementales que puedes seguir en tu proceso de aprendizaje o perfeccionamiento para aprender a como pintar un cuadro. Cuando entiendas estos puntos, podrás pasar a trabajar tu obra:

  1. Espacio para pintar: busca en tu entorno donde puedes trabajar sin manchar mucho y donde podrás mantener la concentración. Es posible que se alargue y lo tengas que dejar a medias. Busca un lugar iluminado y ventilado.
  1. Posición del Lienzo/Papel: Si vas a pintar sobre una mesa, protegela con papel o una sabana vieja. Si usas caballete (aconsejable), protege el suelo y un metro a la redonda.
  1. Paleta de Colores: Tienes que decidir que colores vas a usar. Si sigues un modelo conocido, decide si lo quieres igual, parecido o vas a probar una versión distinta, lo que es muy recomendable en tu proceso de aprendizaje. Es aconsejable mantenerse en una tonalidad y no mezclar colores claros con oscuros. Si usas colores primarios, todo con ellos, y si usas tonos pastel, juega con ellos.
  1. Practica con Colores: Sobre una hoja de papel aparte, pinta unas líneas para ver la tonalidad que va a quedar. Aclara o oscurece los colores mezclándolos con otros. Ayúdate con el blanco y el negro para aclarar y oscurecer. Todos los objetos de la vida real tienen distintos tonos del mismo color, por lo que practica y aprende a crearlos.
  1. Práctica con el Pincel: pinta líneas paralelas con los pinceles y de distintos colores. Haz trazos largos y cortos, anchos y finos. Carga más o menos pintura en el pincel. Piensa lo que haces y aprende del resultado.

Pintar un cuadro fácil paso a paso

Ahora que ya has practicado y entiendes lo que significa pintar, es hora de empezar a trabajar tu obra. Puedes coger una idea que tengas delante o una fotografía o tu imaginación. Todo tiene un entorno, pero vale la pena que te centres en un objeto y trates de pintarlo. Es hora de pasar a la acción:

  1. Un paso previo que te deja una opción. Hay mucha gente que empieza pintando el fondo del cuadro (yo también) y esto ya te marca como irá la obra y te encorseta en los siguientes pasos. Si estas en proceso de aprendizaje, creo que vale la pena dejar el fondo blanco o con un tono muy claro, y te centres en pintar tus modelos. Cuando ya tengas experiencia, puedes decidir como empezar.
  1. Dibuja un esbozo: Pre-visualiza mentalmente lo que vas a pintar. Ve las formas elementales de que está compuesto y plasmado con un lápiz suave. No marques detalles, solo las formas y proporciones. La forma en que lo ubiques en el lienzo marcará su desarrollo (tamaño, entorno, iluminación, …). No es necesario que te obsesiones con esto ahora, solo marca las formas que quieres pintar.
acuarela flores sobre fondo blanco
  1. Colorea tu imagen: Sobre las lineas marcadas de la forma del objeto, pinta las primeras lineas de color siguiendo los contornos. A continuación juega con distintas tonalidades de color para completar las formas. Empieza por los tonos más claros y ve aplicando capas para obtener volumen.
  1. Efectos de color: El verbo correcto aquí es que juegues con los colores y las transiciones. Intenta plasmar el efecto 3D mediante colores, y también presta atención a la iluminación. El mas cercano al objeto se verá más brillante y claro, mientras que los más alejados se verán más oscuros dentro del mismo color. Con un pincel seco puedes difuminar las transiciones entre color o tonalidad.
  1. Completa los detalles: Ahora que ya tienes los colores en tu composición, es hora de pasar a los detalles. Empieza por los elementales y céntrate en uno cada vez. No intentes trabajar varias cosas al mismo tiempo. Los detalles se apreciarán a cierta distancia, por lo que vale la pena que los veas desde 2 o 3 metros. No intentes conseguir un detalle que solo se aprecia a un palmo de la obra.
  1. Disfruta de la obra: No es fácil dar por terminada una obra. Siempre hay ese detalle que creemos puede mejorarse, pero vale la pena cerrar una obra y pasar a otra cosa. Nosotros siempre seremos nuestros mayores críticos y, si al terminar hay cosas que crees que puedes hacerlas mejor, ese es el camino al aprendizaje. Disfruta de la obra y prepárate para la siguiente.

Técnicas para pintar

Seguro que has oído las técnicas más habituales que existen para pintar un cuadro, por lo que no será ninguna sorpresa lo que te podamos decir. Es bueno para todo artista conocer las diferentes técnicas y, sabiendo que tendrás una favorita, practicarlas todas.

Cuando hablemos de que una técnica es más fácil o dificil, nos referimos al dominio de los colores, la técnica de aplicación y la definición de detalles. En ningún caso nos referimos a que las obras salgan más fáciles o no, ya que hay autenticas maravillas con cada una de ellas.

pintura acuarela mujer rubia
  • Acuarela: Una obra en acuarela puede ser muy clara u oscura. Pintura que se aplica con agua y es fácil de trabajar y aplicar, aunque difícil de dominar. Si no controlamos la cantidad de agua, podemos obtener una obra muy “diluida”.

Existen juegos de pintura acuarela básicos que puedes obtener para empezar a trabajar esta técnica. Con pocos colores y pocos pinceles ya puedes hacer tus primeras obras


cuadro de arte abstracto en acrilico
  • Acrílica: La elección de muchos artistas. Fáciles de aplicar y de obtener aunque tienen un secado rápido que puede sorprender al aficionado. Hay de varios tipos, pero las más recomendables son las solubles en agua.

Las puedes conseguir en pequeños tubos de pintura que son muy prácticas para utilizar solo la cantidad necesaria y evitar que se seque el resto. Colores fuertes y densos, que no facilitan las transparencias ni los difuminados.


artista pintando retrato con pintura a la tiza
Retrato
  • Tiza: Aunque muy habitualmente se usa como pintura para decoración, también se pueden realizar obras de arte con esta pintura. Densa y fácil de aplicar, también puede ser seca en los típicos lápices de tiza. No es muy común en los artistas, aunque creo que aportan un aire fresco a las obras.

A tu disposición en botes de pintura clásicos o en barras de tiza. Disponibles colores claros y pastel.


pintura al oleo de flores
  • Óleo: La más conocida de todas las técnicas y seguramente, junto con el acrílico, de las más utilizadas por artistas. Requiere de mayor dominio de la paleta y de más tiempo. Se consiguen obras con gran volumen y vistosidad, que hacen vibrar al que las mira.

Se aplican con pinceles y espátulas debido a su densidad. Para facilitar su aplicación se diluyen en agua o disolvente. Debido a sus componentes, pueden dañar el lienzo, por lo que conviene protegerlo con aceite o pintura acrílica.

Materiales para pintar un cuadro

Los materiales esenciales que puedes necesitar para pintar los puedes conseguir en kits iniciales que, con el tiempo, puedes ir ampliando y perfeccionando. El material de pintura sufre por lo que se desgasta y conviene ir actualizándolo. Todo lo que necesites, lo puedes encontrar en nuestra tienda de productos de pintura:

Pintura: Evidente. Elige la que mejor te apetezca. Cuando vayas a trabajar una obra, intenta utilizar colores con la misma tonalidad (claros, oscuros, pastel, …) ya que tus cuadros lucirán más. Puedes obtener pintura de todo tipo en cómodos packs de colores. Si dominas las técnicas del color, podrás obtener cualquier color, tonalidad y brillo con los colores que tengas, aunque nunca debe faltarte el blanco y el negro.

Paleta: La mejor forma de organizar tus colores y preparar las mezclas. Para entender mejor el color, si el fondo de la paleta es igual que el lienzo (blanco) verás mejor el resultado. Pueden ser de madera, plástico y también es habitual el esmalte o vidrio.

Pinceles: Los hay de distintas formas y tipos de fibras. Los redondos van bien con las acuarelas, y los planos para el acrílico y tiza. Para el óleo, planos y punta redondeada… aunque todos van bien con todo. Hazte con un buen juego y ve completándolo añadiendo aquellos que necesites. El agua (o aguarás) son nuestros amigos para limpiar los pinceles. Ten siempre a tu lado vasos con agua para evitar que la pintura se seque en el pincel.

Lienzo: Más que el material del lienzo, es importante que escojas bien el tamaño de tus obras. Si estás empezando céntrate en obras pequeñas y ya irás encontrando tu ubicación ideal. Los lienzos de 40×50 cm o 50x70cm te pueden ir bien. Si vas a pintar acuarelas, utiliza papel adecuada para este tipo de pintura.

Caballete: Aunque no es imprescindible, si que es muy cómodo poder trabajar con el caballete. Sitúa tu lienzo a la altura que desees y te sea confortable. Para un lienzo mediano, coloca el borde superior a la altura de los ojos, así no te cansarás tanto y tendrás una buena perspectiva de tus progresos.

Ideas para pintar un cuadro

Hay varios artistas de reconocido prestigio que tienen colecciones de obras con un solo color, muy a menudo el negro. Aunque pueda parecer monótono, es impresionante lo que se puede llegar a obtener con un solo color. Ahora imagínate lo que deberíamos ser capaces de hacer si tenemos todos los colores a nuestra disposición. Llegar a este punto requiere de observación y práctica.

Mientras seguimos este camino, hay muchas ideas que tenemos que trabajar antes y que nos pueden dar muchas alegrías:

  • Objetos: (ver nuestro post de como dibujar objetos reales o de fantasía). Lo más elemental. Un objeto quieto que tienes a tu alcance y puedes mover y reposicionar. Los bodegones son un claro ejemplo. Puedes coger una botella y dibujarla con la luz a favor, a contraluz, de pie, tumbada, llena, vacía, …
  • Paisajes: Un clásico. Practicas con variedad de colores y con profundidad de visión. No solo son un tema en si mismo, sino que pueden ser el fondo de muchas de tus obras, por lo que vale la pena que los practiques y acabes dominando. Un paisaje no son solo montañas, los prados o el cielo son elementos que aparecen en muchas obras.
  • Retratos: (te recomiendo que veas nuestro post de como dibujar caras y cuerpos) Puedes empezar intentando plasmar la mirada y la profundidad de los ojos humanos. Posteriormente puedes pasar a pintar una cara y más adelante un busto completo. Fuentes de imágenes tienes las que quieras, tanto por casa con las fotos, en el móvil o por Internet.
  • Animales: (ver nuestro post de como dibujar animales) A mi me resultan más complicados que los retratos humanos, pero son muy agradecidos y llenan de orgullo. Caballos, perros, gatos, o incluso un unicornio. Cuando están quietos es como un retrato, pero cuando intentas plasmar el movimiento se complica.
  • Composiciones: Combinar estos elementos con imaginación. Unos niños jugando con una pelota en medio de un prado y un perro que la persigue. Un unicornio volando sobre un bosque con un niño a lomos, … no hay limite

Seguro que también te interesa: